Nuevas recetas

Los 50 mejores restaurantes de carnes de Estados Unidos en 2015

Los 50 mejores restaurantes de carnes de Estados Unidos en 2015

¿Te encanta un buen bistec? Entonces estos santuarios a la carne deberían estar en tu lista

50 mejores asadores de Estados Unidos

De grand Las Vegas templos carnívoros dirigidos por chefs de fama mundial hasta chophouses de la vieja escuela de América Central donde un chuletón es precedido por una visita a la barra de ensaladas, de clubby Chicago comedores cargados de caoba y latón para Nueva York instituciones con nombres ahora conocidos, Estados Unidos no tiene escasez de grandes restaurantes de carnes. Estos son los 50 mejores.

# 50 Sabor de Texas, Houston

Esta Hito de Houston, inaugurado por Nina y Edd Hendee en 1977, es parte restaurante y parte museo de la historia de Texas. Los artefactos en exhibición incluyen la tarjeta de visita de Sam Houston, las firmas de los héroes de Alamo Davy Crockett y William Travis, y un Colt .45 de 1911 (una vez robado de la pared, pero luego devuelto), y los filetes dejan en claro que este lugar no es un truco. . Este fue el primer restaurante en Texas en servir carne de res Angus certificada, disponible en cortes tan populares como costilla (disponible en tamaños de 10 a 24 onzas) y chuletones cortados a pedido en la carnicería del restaurante, o servido como un tomahawk de 38 onzas. bistec: todo añejado en seco durante 35 a 42 días. No ha experimentado realmente Houston hasta que no haya visitado Taste of Texas.

# 49 El intercambio de Buckhorn, Denver

Uno de Los restaurantes más antiguos de Estados Unidos (y el más antiguo de Denver), el Intercambio de Buckhorn Henry "Shorty Scout" Zietz abrió sus puertas en 1893, una época en la que ganaderos, mineros, trabajadores del ferrocarril, magnates de plata, jefes indios, vagabundos y hombres de negocios cenaban bajo el mismo techo. El restaurante recibió la primera licencia de licor en el estado de Colorado y el menú permanece prácticamente sin cambios hasta el día de hoy. El Buckhorn es un verdadero refugio del Lejano Oeste, con su antiguo bar de alrededor de 1857, accesorios de madera, colección de taxidermia de 575 piezas, colección de armas de 125 piezas y un menú que refleja ese buen deseo americano de comer algo de carne roja. Para aquellos que realmente quieren celebrar estar en la cima de la cadena alimenticia, se ofrecen muchas carnes exóticas, como alces, codornices y búfalos (y a veces avestruces y yaks). Pero si está de humor para un bistec UDSA Prime, le sugerimos que elija The Big Steak, un lomo de lomo de Nueva York tallado junto a la mesa y disponible para dos (dos libras) a cinco (cuatro libras) invitados.

# 48 Oliver's Prime, Los Ángeles

Íntimo, elegante y sexy De Oliver es todo lo que esperarías de un asador de Sunset Boulevard, y aunque solo tiene un año y medio, ya está dejando su huella en la escena de los asadores de Los Ángeles. El chef Greg Elkin sirve un menú divertido que incluye panceta de cerdo curada en casa; una impresionante hamburguesa cubierta con queso brie, cebollas fritas y alioli de pimienta verde; carne de res de Creekstone Farms; y filete de bisonte del rancho Durham de Wyoming. El strip de Nueva York y el porterhouse para dos, que se añejan durante 35 días, se encuentran entre los mejores bistecs que encontrará en Los Ángeles.

# 47 Chamberlain's Steak & Chop House, Dallas

Richard Chamberlain, el chef, no el actor, abrió este elegante Texas emporio de carne en 1993, y el lugar ha prosperado desde entonces. De manera poco convencional para un restaurante de carnes, las listas de aperitivos incluyen exóticos como sopa de camote con almendras especiadas y mascarpone de arce; huevos rellenos de bogavante con tocino caramelizado y crema de cebollino; y "puros" de pato crujiente con fondue de queso ahumado y salsa de chile verde. Pero también hay 18 filetes y chuletas diferentes (contando varios tamaños y salsas), desde un filet mignon de seis onzas hasta una tira Kobe New York criada en Estados Unidos de 10 onzas, así como algunas opciones de mariscos, media docena de ensaladas (el Baby iceberg con tocino, tomates, cebollas y aderezo cremoso de queso azul es un clásico), y más de una docena de guarniciones que van desde macarrones con queso con hongos silvestres hasta filetes fritos con queso Cheddar de Vermont y crujientes coles de Bruselas. Si te vas a casa con hambre de Chamberlain, simplemente no lo estás intentando.

# 46 Red PrimeSteak, Ciudad de Oklahoma

Yelp / Red PrimeSteak

Esta OKC debe visitar es el lugar al que acuden los lugareños cuando buscan una experiencia moderna y de alta gama, y ​​sin duda la ofrece. El espacio es elegante y ostentoso con techos de 18 pies y pisos de concreto; la iluminación roja le da a todo un brillo surrealista. En cuanto a la comida, los filetes se envejecen en seco durante 40 días, y cada uno viene con su elección de siete costras (que incluyen ajo, chile guajillo y azúcar morena y sal marina) y siete salsas (que incluyen brandy de hongos, chimichurri poblano asado). y mantequilla de trufa negra). Hay muchas posibilidades, por lo que querrá volver una y otra vez para probarlas todas.

# 45 Jess & Jim's, Kansas City, Missouri.

En una ciudad conocida por su excelente bistec, Jess y Jim se distingue del resto, y lo hizo incluso antes de que Calvin Trillin lo pusiera en el mapa en 1972, cuando lo nombró uno de los mejores asadores del país en Playboy. De propiedad y operación familiar desde 1938, este sencillo restaurante de carnes informal no es pompa y todo bistec. La carne es de Sterling Silver con base en Wichita y se corta a mano todos los días (los recortes se muelen para convertirlos en carne para hamburguesas de clase mundial). Se sirve completamente sin condimentos, tanto mejor para saborear la carne en su esplendor sin adornos. Podrías optar por la tira de KC, un corte que este restaurante ayudó a popularizar, pero también podrías hacer todo lo posible y pedir la "Playboy Strip", nombrada en honor a la publicación que ayudó a hacer famoso este lugar: una de dos pulgadas de solomillo de 25 onzas de grosor. Ahorre espacio para la papa horneada dos veces.

# 44 Old Homestead, Nueva York

Uno de los últimos recordatorios que quedan de los días en que Nueva York Distrito de la carne todavía era un distrito de envasado de carne real, La vieja granja ha estado sirviendo bistecs a los neoyorquinos hambrientos desde 1868 y todavía se mantiene fuerte. Los propietarios Greg y Marc Sherry han establecido relaciones con proveedores locales que les proporcionan algunos de los cortes más finos que encontrará en cualquier lugar, y van un paso más allá al envejecerlos en seco hasta por 40 días. Las ofertas incluyen un solomillo cortado en el centro de mayor venta; bife de costilla y filet mignon con hueso; y filetes de costilla, porterhouse o costilla para dos. Los bistecs japoneses de Kobe también están disponibles para los grandes apostadores que pueden pagar más de $ 350 por un bistec de 12 onzas, y su hamburguesa Kobe de $ 43 y 20 onzas es una de las hamburguesas más opulentas que jamás encontrará.

# 43 Hermano Sebastian, Omaha

Lo primero que notará sobre lo acogedor y confortable Hermano Sebastian es que parece un monasterio, hasta el personal, que está disfrazado con el atuendo de monje y ocasionalmente estalla en canto gregoriano. Sin embargo, dejando de lado los trucos temáticos, este restaurante de carnes, que abrió en 1977, es uno de los mejores en una ciudad que no tiene escasez de ellos. El menú ha cambiado poco a lo largo de los años. Los filetes son elegidos por el USDA, y el menú es casi de la vieja escuela, con platos probados y verdaderos que incluyen caracoles, carpaccio, ancas de rana y pollo cordon bleu. Pero el restaurante no está estancado en el tiempo, está produciendo interpretaciones fieles de los clásicos platos de alta cocina. Los filetes incluyen costillas cocidas a fuego lento, tiras de Nueva York, filete Oscar (cubierto con cangrejo, espárragos y salsa holandesa), chateaubriand para dos y un porterhouse de 22 onzas. Los precios son increíblemente razonables (la mayoría de los bistecs cuestan menos de $ 30), y si está buscando una verdadera experiencia de retroceso, incluso puede completar su comida con Alaska horneada o cerezas jubilee.

# 42 Al Biernat's, Dallas

Esta emblemático restaurante de carnes de Dallas Es todo maderas oscuras, techos abovedados e iluminación tenue. También resulta ser uno de esos lugares en los que es casi imposible no comer bien. Durante los últimos 17 años, este asador de club ha sido presidido nada menos que por el propio Al Biernat, cuya memoria fotográfica (supuestamente) le permite recordar a casi todos los que alguna vez pisaron el restaurante, y que son nada menos que un consumado. anfitrión. Una vez que haya tomado asiento, espere ser tratado como un miembro de la realeza mientras recorre el extenso menú, donde los filetes son, por supuesto, lo más destacado. Las ofertas incluyen una tira o porterhouse de Nueva York añejada en seco para dos de Niman Ranch, filet mignon en cuatro tamaños, tira añejada en húmedo o chuletón de corte vaquero y A5 Kobe japonés que se vende a $ 30 la onza. Si la costilla está disponible, vale la pena considerarlo también; mide aproximadamente 28 onzas, mide al menos tres pulgadas de alto y es decididamente perfecto.

# 41 Alexander's Steakhouse, San Francisco

Esta Asador SOMA (con ubicaciones adicionales en Cupertino, Pasadena y Taipei) es único y emocionante, con mucha influencia japonesa, y cada artículo tiene un origen impecable. ¿Dónde más puede encontrar carne Wagyu de 11 asombrosas granjas diferentes que comparten un menú con tostadas uni, carrillada de pastrami y mollejas de ternera con vieiras, frijoles amarillos y tendón estofado? Si no se siente particularmente aventurero, también hay muchas ofertas tradicionales, desde T-bone añejado en seco hasta costillas de 20 onzas.

# 40 Oak Steakhouse, Charleston

El chef Jeremiah Bacon, que pasó tiempo en cocinas, incluida la de Nueva York Le Bernardin y Per se, puede tener un apellido puerco, pero la carne es la estrella del espectáculo en su Restaurante de carnes en Charleston. Los filetes Angus certificados añejados en seco vienen chisporroteando en un plato caliente (con mantequilla de camarón local en la parte superior). Si bien el bistec, que incluye un chuletón con hueso de primera calidad y una tira de Nueva York, es sin duda la pieza central del menú, Bacon aporta un enfoque de la granja a la mesa a todo el menú con platos destacados como charcutería casera, vieiras a la sartén con ahumados. puré de toronja y una selección diaria de mariscos en rotación según lo que esté disponible en el mercado esa mañana.

# 39 Kevin Rathbun Steak, Atlanta

Ubicado en una antigua fábrica de Clorox en el prometedor Inman Park, Kevin Rathbun's asador es parte de un imperio que también incluye De Rathbun y Barra de Krog, todo ubicado en la misma calle. En su espacioso y elegante restaurante de carnes, Rathbun sirve platos clásicos de carnes como caracoles, torres de mariscos, porterhouse añejado en seco para dos y tres, un chuletón de vaquero de 22 onzas y tiras de Nueva York de 16 onzas, pero también hay una amplia selección de artículos que no se ven en la mayoría de los menús de los asadores, como las costillas de cerdo con lomo de cerdo de Coca-Cola, las patatas fritas con berenjena, los buñuelos de langosta, el poke de atún ahi y las albóndigas al estilo asiático. Si vas dos veces, pide lo que quieras. Pero si vas una vez, consigue el bistec; Recomendamos ese chuletón de vaquero.

# 38 The Hitching Post II, Buellton, California.

Probablemente recuerdes este restaurante por su papel como ubicación en el éxito indie de 2004 Oblicuo (El personaje de Virginia Madsen interpreta a una camarera aquí), pero eso está lejos de ser El Hitching Post II mayor reclamo a la fama. Esta joya de la región vinícola del condado de Santa Bárbara, que abrió sus puertas en 1986, es propiedad de Frank y Natalie Ostini, quienes han estado entre los principales evangelistas de la barbacoa estilo Santa María, un estilo más cercano al mexicano. asado que al estilo texano bajo y lento. En un enorme pozo acristalado adyacente al comedor principal, Frank cocina solomillo de primera, filetes planos, filet mignon, tiras de Nueva York, chuletones con hueso, costillas, chuletas de cerdo y cordero, codorniz, pollo e incluso camarones del Golfo. sobre roble rojo después de espolvorearlos con una mezcla secreta de especias. Es una técnica de cocina que es única en el área, y The Hitching Post II podría ser el mejor lugar para experimentarla. La carne de res se obtiene de pequeños empacadores en Iowa, Kansas y Nebraska y se envejece de acuerdo con las especificaciones del restaurante, y luego se sacrifica internamente.

# 37 Golden Steer, Las Vegas

Las Vegas no tiene escasez de restaurantes de carnes ostentosos y glamorosos en los casinos de resorts de renombre dirigidos por chefs de renombre aún más importantes, pero los asadores de la vieja escuela de Las Vegas todavía se están fortaleciendo en The Strip, y ninguno es mejor que Novillo dorado, que siempre ha estado sirviendo excelentes bistecs desde 1958. El edificio es tan sencillo como parece, mientras que el comedor, con sus paredes con paneles de madera, banquetas de cuero rojo y cuadros enmarcados del Viejo Oeste, lo transportará al pasado . También lo hará el menú. Todos los aperitivos básicos de los asadores como las ostras Rockefeller, el casino de almejas, los caracoles, la ensalada César junto a la mesa y las tapas de champiñones rellenos están disponibles, en preparaciones probadas y verdaderas que no han cambiado en décadas. Las chuletas de cordero se sirven incluso con gelatina de menta y un anillo de piña. Pero si bien todo es decididamente retro, un bocado del filete añejado en seco USDA Prime deja en claro que no están jugando. Su chuletón con hueso de 22 onzas, costillas de primera calidad "Diamond Jim Cut" de 24 onzas, chuletón de 20 onzas, tiras de New York de 16 onzas y filet mignon de 12 onzas (que el menú llama asombrosamente "El aristócrata de Ternura ”) puede competir fácilmente con cualquiera de los grandes de The Strip.

# 36 Prime, Las Vegas

Jean-Georges Vongerichten Restaurante de carnes en Bellagio es la definición de libro de texto de suntuoso: sillas ricamente tapizadas, cortinas de terciopelo azul Tiffany, obras de arte encargadas en las paredes y una vista impresionante de las famosas fuentes del Bellagio. Pero no se detiene ahí; El menú del chef ejecutivo Sean Griffin está repleto de las mejores cosas de la vida, desde caviar hasta foie gras braseado, chuletón con hueso añejado en seco y carne de res Wagyu japonesa A5. Si está pensando en llevar al pequeño, le recomendamos que no lo haga; no se permiten niños menores de cinco años.

# 35 Gene y Georgetti, Chicago

El poeta Carl Sandburg llamó a Chicago el "Carnicero de cerdos para el mundo", pero sus famosos corrales de ganado también fueron conocidos durante mucho tiempo como una fuente de excelente carne de res. Desde 1941 este estilo antiguo Restaurante de carnes con sabor italiano (comience su comida con salchichas italianas y pimientos, minestrone o ravioles fritos) ha hecho que la carne de res se sienta orgullosa. Los bistecs están asados ​​y son muy buenos; no se puede perder el filet mignon con hueso. También se sirve una gran variedad de productos que no son carne, que incluyen más de una docena de pastas y una buena cantidad de pescado.

# 34 Jar, Los Ángeles

La dueña-chef Suzanne Tracht la llama restaurante elegante un "chophouse americano moderno", aunque elementos decididamente no picados como el pollo al limón, el salmón asado y el coq au vin comparten la lista de entrada junto con un filete de falda de primera en rodajas, un porterhouse de 35 onzas para dos y otros bistecs (con un chuleta de cerdo char siu, quizás para justificar el lema del restaurante). Los aperitivos de Tracht son particularmente agradables, entre ellos ensalada de pera asiática y escarola belga, cangrejo Dungeness y pasteles de camarones y almejas fritas de Ipswich.

# 33 Duane's Prime, Riverside, California.

El restaurante insignia dentro del Monumento Histórico Nacional Mission Inn Hotel & Spa, Prime de Duane en un lugar opulento y sofisticado (ha sido galardonado con cuatro diamantes por AAA cada año desde 1996) que sirve filetes de primera calidad del USDA añejados en húmedo, así como una amplia selección de mariscos frescos. El chateaubriand para dos, tallado junto a la mesa, es el camino a seguir si está en una cita, pero otras ofertas atractivas incluyen chuletón y filet mignon a la parrilla, una chuleta de costilla de 20 onzas, el clásico bistec Diane y un trío de medallones de filete. "Keepers of the Inn" Duane y Kelly Roberts se asegurarán de que esté en buenas manos. Solo debe asegurarse de dejar espacio para el soufflé de chocolate con salsa Grand Marnier de chocolate.

# 32 Sr. B, Milwaukee

Paul Bartolotta es un renombrado restaurador, mejor conocido por su restaurante de mariscos del mismo nombre en el Wynn Las Vegas (que dejó a principios de este año) y su hijo de 20 años Bartolotta Ristorante en las afueras de Milwaukee, pero ha demostrado que domina el arte del bistec con su cercano Sr. B's. En este clásico restaurante de carnes italiano, los filetes se añejan hasta 35 días y se envían frescos desde Nebraska o Colorado. Siéntese en el patio y pruebe el chuletón de primera calidad de Colorado de 35 días; en una hermosa noche con las estrellas en lo alto, podría pensar que se ha ido al paraíso de los carnívoros.

# 31 Osso Steakhouse, San Francisco

Un piso blanco y negro en zigzag y amplios toques Art Deco te dan la bienvenida al entrar Osso, un recién llegado de Nob Hill que toma sus filetes muy seriamente. ¿Qué tan en serio? Los bistecs son “añejados en seco de cuatro a seis semanas en una instalación grande y especializada que proporciona un ambiente desinfectado y monitoreado de cerca; la temperatura debe mantenerse entre 33 y 34 grados (F), la humedad debe ser precisamente del 82% y también debe haber un flujo de aire constante de quince pies por segundo alrededor de la carne abierta en todo momento, todo lo cual tiene lugar bajo la mirada atenta de un carnicero altamente calificado ". Si pide el porterhouse, el filete y la tira se separan y se cocinan por separado para asegurarse de que ambos estén perfectos.

# 30 Gallaghers, Nueva York

En una ciudad sin escasez de grandes asadores, este clásico de Midtown se ha mantenido firme en la calle 52 desde que abrió sus puertas por primera vez como un bar clandestino en 1927. Un amoroso restauración de siete meses El año pasado, el propietario actual Dean Poll ayudó a llevar el restaurante al siglo XXI, pero los filetes, así como la legendaria sala de envejecimiento con control de humedad que está abierta a la vista del público, siguen siendo tan icónicos y deliciosos como siempre. Gallaghers, el único asador de la ciudad que asa a la parrilla sus bistecs sobre brasas de nogal (una práctica que, de hecho, hoy en día es ilegal para los nuevos restaurantes), Gallaghers es famoso por su conserje, que está disponible para dos, tres o cuatro personas. El solomillo, el filet mignon, el chuletón y las costillas de Nueva York también son bellos, al igual que el cóctel de camarones gigantes, las croquetas de patata doradas y crujientes y el pastel de chocolate de otro mundo. Así que comience la noche con un martini en el bar de herradura original y prepárese para una experiencia atemporal en un asador.

# 29 St. Elmo Steak House, Indianápolis

Poniendo un pie en San Telmo es como retroceder en el tiempo, hasta 1902 para ser exactos. La decoración estilo salón no ha cambiado salvo por una expansión de la era de los 90, y tampoco el menú: hay una amplia selección de filetes y chuletas añejados en húmedo, un cóctel clásico de camarones con salsa de cóctel para aclarar los senos nasales y galletas saladas, un ensalada de cuña y una papa horneada cargada, todo servido con el profesionalismo que esperaría de un lugar que lo ha estado haciendo durante más de 100 años (un camarero ha estado en el personal desde 1976). St. Elmo es comida casera y reconfortante, un lugar acogedor donde el tiempo realmente se detiene. Sin embargo, ese compromiso de mantener vivo el pasado no significa que la calidad sufra; el menú muestra con orgullo los nombres de 17 fuentes locales para la comida que se sirve.

# 28 de Gorat, Omaha

Cuando Warren Buffett celebra con regularidad la corte en su restaurante, sabe que tiene un portero. Ese es el caso en el hito de Omaha De Gorat, que se ha fortalecido desde 1944. Permaneció en la familia Gorat hasta 2012, cuando se compró y se le renovó, pero la calidad y la preparación del bistec (que proviene de - ¿de dónde más? - Omaha Steaks) es tan buena. como siempre. Para vivir la verdadera experiencia de Buffett, haz lo que él hace y pide el T-bone, poco común, con una doble orden de papas fritas y una Cherry Coke.

# 27 Porter House, Nueva York

Uno de los mejores "asadores del chef" alrededor, este acogedor restaurante del Time Warner Center, con sus románticas vistas de Central Park, permite que el veterano culinario Michael Lomonaco se divierta con un menú carnoso cuyas opciones van desde huesos de tuétano de res asado con tostadas y filet mignon steak tartar hasta faldón de ternera a la parrilla con salsa argentina. salsa chimichurri y chuletón Brandt de 45 días untado con chile. Las papas fritas caseras cocidas en hervidor se encuentran entre las amplias opciones de guarnición. También se ofrecen muchos buenos vinos.

# 26 Dickie Brennan's Steakhouse, Nueva Orleans

Este elemento básico del corredor de poder del Barrio Francés, que se encuentra en un espacio de club en el nivel del sótano, es un lugar de reunión habitual para los conductores de ruedas, los comerciantes y los grandes apostadores de la ciudad. Con un bar elegante y seis comedores privados, Dickie Brennan sirve filetes de primera calidad del USDA con un toque creativo de Nueva Orleans; el filete de la casa de seis onzas está cubierto con ostras fritas y salsa bearnesa, el chuletón a la barbacoa está cubierto con camarones a la barbacoa con cerveza Abita; y cualquier bistec se puede cubrir con carne de cangrejo en trozos gigantes o queso azul danés. Eso no quiere decir que deba evitar los bistecs sin adornos; la tira de 16 onzas está chamuscada en una sartén de hierro fundido y podría ser el mejor bistec de Nueva Orleans.

# 25 Sparks, Nueva York

Han pasado 30 años desde que el jefe del crimen de la familia Gambino, Paul Castellano, y un asociado fueron asesinados a tiros afuera chispas, pero todavía se puede escuchar a los principiantes que beben martini aquí bromeando acerca de preferir sentarse en "la sección de no disparar". Bueno, olvidalo. Sparks es un excelente restaurante de carnes a la antigua con el estilo clásico de Manhattan. El ambiente es inconfundiblemente masculino, el servicio es amable y brusco, y la carta de vinos es una antología de cabernet sauvignons de California, borgoñones y burdeos rojos y otros tintos, además de una buena selección de blancos, a precios que suelen ser muy justos.

# 24 Stripsteak, Las Vegas

Yelp / Stripsteak

Chef Michael Mina's primer asador, este elegante y sofisticado bar y comedor es todo menos sofocante. El menú combina a la perfección lo nuevo y lo tradicional, con ofertas que van desde un plato de mariscos y ensalada César hasta buñuelos de langosta de Maine, albóndigas crujientes de foie gras y un plato que combina el wagyu estadounidense y australiano. Los filetes (tanto Angus como Wagyu), así como mariscos y foie gras se cocinan en una parrilla de leña. Hay más de 100 escoceses que se ofrecen para acompañarlo todo.

# 23 BOA, Los Ángeles

Con ubicaciones en West Hollywood y Santa Mónica, BOA es atrevido, colorido y moderno al máximo. Los bistecs incluyen una tira de Nueva York envejecida en seco de 40 días y un chuletón añejado en seco de 21 días, y todos se sirven con su elección de condimentos y salsas. Pero las ofertas no se detienen ahí: la fuente de mariscos es legendaria, hay una amplia selección de mariscos y el steak tartar de la mesa es casi tan clásico como parece.

# 22 John Howie Steak, Seattle

Bistecs de primera calidad de Omaha USDA en este elegante, clásico y cómodo Restaurante de carnes Bellevue se envejecen durante 28, 35 o 42 días y se asan a la parrilla sobre brasas de mezquite, lo que les confiere un sabor ahumado carbonizado. El resto del menú es clásico y único: foie gras "tocino y huevos" y tocino Kurobuta frito en tempura comparten el espacio del menú con tartar de ternera y ensalada César, la clásica sopa de cebolla francesa y el filet mignon "Oscar". Hay una cosa adicional que distingue a John Howie del resto: si prefieres comprar el bistec crudo y cocinarlo en casa, te dejarán llevarlo con las instrucciones de cocción y condimentos.

# 21 Plaza III, Kansas City, Missouri.

Yendo fuerte por más de 50 años, Plaza III se aclama a sí mismo como "el estándar de oro de los filetes de Kansas City", y puede que sea justo. El sencillo comedor no ha cambiado mucho a lo largo de los años, sirviendo como un simple telón de fondo para los filetes USDA Prime alimentados con maíz que se añejan hasta 28 días en armarios de carne especialmente diseñados. Prime rib es de corte grueso y se sirve con un hueso de costilla asado; los filetes de lomo vienen cubiertos con salsa cremosa de brandy o roquefort; el chuletón, el porterhouse y el chuletón están perfectamente cocinados; y la franja de Kansas City es, como se esperaba, un nocaut. Hagas lo que hagas, asegúrate de comenzar tu comida con su famosa sopa de bistec, hecha con chuck molido grueso.

# 20 Murray's, Minneapolis

Si está buscando una experiencia clásica en un asador y se encuentra en las Ciudades Gemelas, visite el recientemente renovado De Murray, que se ha fortalecido desde 1946. Inaugurado por Art y Marie Murray, el restaurante todavía pertenece a la familia y muchas de las recetas antiguas de Marie todavía se utilizan. Su famoso "bistec plateado con cuchillo para dos", un lomo en tiras de 28 onzas tallado junto a la mesa, es uno de los grandes monumentos del país para un bistec bien hecho. Afortunadamente, la renovación no eliminó nada del encanto clásico del restaurante (aunque afortunadamente reemplazó las cortinas y sillas rosas de estilo salón de banquetes), y el clásico letrero de neón está justo donde siempre ha estado.

# 19 Pacific Dining Car, Los Ángeles

Esta Clásico de los Ángeles, abierto en su ubicación original en el centro de la ciudad desde 1921 (hay una rama más nueva en Santa Mónica), sirve carne de res de primera calidad alimentada con maíz añejado en seco en ocho o nueve cortes, con varios acompañamientos (incluida una selección de seis salsas), junto con la las ofertas habituales de los asadores de cócteles de camarones, ensaladas variadas y muy buenos mariscos. El "corte de béisbol", una losa particularmente gruesa de solomillo añejo, es la apoteosis aquí. La lista de vinos es impresionante, llena de botellas de trofeo con nombres como Opus One y Penfolds Grange, pero también una serie de opciones muy bebibles que los simples mortales pueden pagar.

# 18 Metropolitan Grill, Seattle

Parrilla metropolitana se aclama a sí mismo como el hogar del "mejor bistec de la ciudad", y sería difícil discutir con eso. Ubicado dentro de un edificio histórico que data de 1903, el lugar tiene todos los adornos de un asador de lujo clásico: grandes puertas de caoba, un maître d 'vestido de esmoquin, cortes de carne en exhibición, techos altos, molduras de techo, cabinas de gran tamaño, y mucho de latón y aún más caoba. Pero no dejes que la pretensión te engañe: el enfoque aquí está en la carne. El chef Eric Hellner obtiene el bistec Prime de Double R Ranch en el estado de Washington, y todo es añejado en seco personalizado, sazonado con una mezcla de especias patentada y chamuscado sobre carbón de mezquite caliente. La barra de mármol negro de 60 pies es una joya (no se pierda los martinis premiados) y la carta de vinos ha recibido Wine Spectator's "Mejor premio a la excelencia".

# 17 Harris ', San Francisco

Las maderas oscuras, las palmeras en macetas, los candelabros, las estanterías y las cabinas profundas de estilo Chesterfield le permiten saber de inmediato que Asador de Harris, un hito de San Francisco desde 1984, significa negocio. Los bistecs añejados en seco se obtienen de las mejores granjas del Medio Oeste y se sacrifican en la casa, y los platos populares incluyen el bistec Harris (una tira con hueso de corte grueso), costillas y el bistec clásico Diane. Comience su comida de la mejor manera con un martini y un cóctel de gambas del Golfo, y prepárese para una experiencia atemporal en un asador.

# 16 Bavette's Bar y Boeuf, Chicago

Esta asador cálido y acogedor es lo opuesto a sofocante: es un soplo de aire fresco en una ciudad llena de cuero y caoba. Oscuro y romántico, el menú es divertido e irónico (un aperitivo de queso de cabra horneado un poco anticuado afirma que es "alrededor de 1992)", y hay una gran cantidad de elementos del menú de carnes no tradicionales, como pollo frito, pastel de carne y camarones al ajillo estelares. Pero no se deje engañar: el bistec aquí no es de este mundo. Ordene el chuletón con hueso de 22 onzas y añejo en seco de primera calidad y prepárese para quedar cautivado.

# 15 Perini Ranch, Buffalo Gap, TX

El propietario de Perini Ranch, Tom Perini, es una leyenda viviente en Texas, donde su rancho homónimo, asador, y los cuartos de huéspedes son el reclamo de la fama del pequeño Buffalo Gap. Un maestro de la cocina vaquera, su hamburguesa es materia de leyendas (y una de las mejores de Estados Unidos) y sus filetes Angus, sazonados con un toque exclusivo y asados ​​a la parrilla sobre carbón de mezquite, bien merecen la pena. Afortunadamente, puede comprar ese aderezo (así como un lomo de ternera con pimienta ahumado con mezquite) en línea.

# 14 Gibsons Bar & Steakhouse, Chicago

Si cerrara los ojos e intentara imaginar cómo se llamaba un asador de 24 años en el centro de Chicago Gibsons sería como, probablemente darías en el clavo: cabinas de cuero rojo, paneles de madera, martinis, clientes de alto nivel, servicio impecable, filetes gigantes y colas de langosta. El filete de primera calidad del USDA que se sirve aquí es insuperable, y el menú anticuado de los clásicos de los asadores incluye un cóctel de langosta picante en una alcachofa al vapor, ensalada de gajos y cortes clásicos de carne, incluido el filet mignon con hueso, el bordelesado londinense a la parrilla con hueso asado. tuétano, y el Chicago Cut de W.R de 22 onzas, un chuletón con hueso de mamut. Si desea cenar aquí, asegúrese de llamar con suficiente antelación; las reservas son difíciles de conseguir. Y aunque el sitio web dice que los jeans están bien, le recomendamos que use algo un poco más adecuado para el entorno exclusivo.

# 13 Killen's Steakhouse, Pearland, Texas

A pesar de que puede parecer una casa de carretera desde el exterior, una vez que pones un pie dentro del sorprendentemente elegante Asador Killen's sabrá que le espera una experiencia de asador de clase mundial. El chef Ronnie Killen, formado en Le Cordon Bleu, abrió el restaurante en las afueras de Houston en 2006, y desde entonces ha sido aclamado como uno de los mejores restaurantes de carnes del estado por innumerables publicaciones. Es uno de los pocos restaurantes del país que tiene secciones de menú separadas para bistecs añejados en húmedo y en seco, que provienen de Allen Brothers en Chicago y Strube Ranch en Pittsburg, Texas. Las opciones incluyen un chuletón largo con hueso añejado en seco de 34 onzas, un filete de corte central Mishima e incluso un solomillo de pollo frito. Como otro guiño al estado de la estrella solitaria, el menú también incluye pollo frito, camarones fritos gigantes del Golfo y cerdo ahumado y gumbo de ojos negros. Asegúrese de dejar espacio para el pudín de pan crème brûlée, que la revista Food & Wine nombró uno de los 10 mejores platos en los Estados Unidos en 2008.

# 12 Steakhouse de ganaderos, Fabens, Texas

En Texas, todo se trata del ganado, y no puedes acercarte mucho más a la fuente que en Asador del ganadero, en las afueras de El Paso. Durante más de 40 años, el propietario Dieter Gerzymisch ha estado comprando carne fresca a diario en los ranchos locales y repartiéndola en las instalaciones, por lo que no hace falta decir que el menú se trata de carne, carne y más carne. Está el solomillo superior, la tira de Nueva York, el filete y el chuletón, cada uno con un peso de 10 onzas, y luego viene The Wagon Master, un chuletón de 1¼ libras; La Vaquera, un T-bone de 1½ libras; y finalmente, The Cowboy, dos libras de bondad T-bone. Cada bistec viene con papa al horno, frijoles, ensalada de col, pan, mantequilla y crema agria, en caso de que todavía tenga hambre. Sí, puede ser un poco cursi con su tema del salvaje oeste y su tienda de regalos, pero cuando se trata de bistec, Cattleman's es el verdadero negocio.

# 11 Carne de bazar, Las Vegas

Habiendo conquistado la cocina española tanto tradicional como de vanguardia, la cocina del Mediterráneo oriental, la comida histórica estadounidense y los modismos mexicano-chino y chino-peruano, ¿qué iba a abordar a continuación el incansablemente enérgico José Andrés? Hmmmm. ¿Qué tal, oh, no lo sé, carne? En esta aventura de Sin City, Andrés incluye muchos sabores españoles, así como una extensa barra cruda y "carne del mar" (pescado para ti), pero si bien los pedantes podrían argumentar que esto no es exactamente un asador, el enfoque es apropiado. carnoso. Un menú de carpaccio, tártaros, embutidos y, sí, serios filetes de costilla de ternera de California, Oregón y Washington, que incluye un chateaubriand de Brandt Beef de Golden State, servido con salsa de trufa y soufflés de pommes, Bazaar Meat puede proporcionar bastante toda la carne que necesitas cuando estás en la ciudad.

# 10 Churrasquería de ganaderos, Oklahoma City

No debe confundirse con Cattleman’s Steakhouse en Texas ni con ninguno de los otros restaurantes con el mismo nombre en todo el país, Joya de 104 años, ubicado en el corazón de la famosa Stockyards City, es el restaurante en funcionamiento más antiguo de Oklahoma City. El templo sencillo para el noble novillo es tan popular entre los lugareños con sombrero de vaquero como lo es entre el ex presidente George H. W. Bush cuando está en la ciudad. One look at what’s on everybody’s plate — beef, for breakfast, lunch, and dinner — will tell you what this place is all about, as will the giant illuminated photo of grazing cattle along the back wall. The beef here is sourced locally, aged "according to a closely guarded house secret," the website says, portioned out on-premises, broiled under an intense charcoal fire, and served with natural jus. Go for the T-bone after your appetizer of lamb fries (don’t be afraid, they’re good), and finish it off with a slice of homemade pie. Now that’s a country steak dinner we hang Ntra hat on.

#9 Pappas Bros. Steakhouse, Dallas and Houston

Si estás en Dallas o Houston and you find yourself in need of a perfect steak, a red leather booth, wood-paneled walls, and a wine list that boasts about 2,300 options, head over to Pappas Bros. At this shrine to beef, which has repeatedly been lauded as one of the state’s best restaurants since it opened in 1976, the meat is dry-aged in-house, and served bone-in or bone-out. There’s something for everyone, from a 40-ounce porterhouse carved tableside down to an eight-ounce filet mignon, with stops along the way including an 18-ounce bone-in New York strip and a ribeye of Texas Akaushi Kobe beef. They’re seasoned with just salt and pepper and finished with some butter. The entire experience is about as classic steakhouse as you’re likely to find.

#8 Red, Miami and Cleveland

With two locations in Cleveland and one in Miami, rojo is stylish, classy, and just about everything you look for in a steakhouse. Steaks are certified Angus and there are plenty of traditional classics like oysters, French onion soup, and shrimp cocktail, but you’ll also find unique offerings like a free-range veal chop stuffed with foie gras, mushrooms, and fontina as well as Italian options like lobster fra diavolo and linguine with clam sauce. Their off-menu surf & turf, which pairs an herb-brushed tomahawk ribeye with a king-crab-stuffed 16-ounce lobster tail, also might just be America’s best. High-rollers, take note: If you want to top your steak with seared foie gras with black truffle demi-glace, nobody will stop you.

#7 Craftsteak, Las Vegas

Part of TV star and famously good cook Tom Colicchio's ever-growing Craft empire, the clubby steakhouse centers its menu around eight different steaks, mostly dry-aged Angus, variously grilled or roasted, and also offers a wide choice of both domestic and Japanese Wagyu (an eight-ounce Japanese A5 Wagyu New York strip will set you back $260). More than 20 side dishes are served, including five different servings of mushrooms — a great accompaniment to good meat.

#6 CarneVino, Las Vegas

Powerhouse restaurant duo Mario Batali and Joe Bastianich + steak + Vegas = greatness. CarneVino, their temple to all things beef in The Palazzo Hotel & Casino, pulls out all the stops, aging their beef for 30 to 60 days (and in some cases, more than a year — yes, there’s a section of the menu titled "Riserva"), and these steaks can compete with any other offering, anywhere. This "super prime" beef is developed especially for Batali and Bastianich’s restaurant group, and — oh, yeah — this is a Batali restaurant after all, so the pastas and other menu items certainly don’t get short shrift.

#5 Barclay Prime, Philadelphia

Sure, this Stephen Starr steakhouse on Rittenhouse Square might boast a selection of as many as seven different steak knives and a $100 Wagyu ribeye and foie gras cheesesteak that comes with a half-bottle of Perrier-Jouët, but that doesn’t mean it’s gimmicky. Described as a "luxury boutique steakhouse" on its website, the restaurant replaces red leather with green and yellow suede, a clubby soundtrack, and slightly incongruous crystal chandeliers. While the setting is undoubtedly twenty-first-century, the menu is as classic as can be: Steaks are dry-aged for 28 days, and the ribeye, from New York's Gachot & Gachot (which supplies the legendary Peter Luger Steak House in Brooklyn; see number 4), is arguably the best steak in the city — and there's world-class service to boot. Don’t forget to order the shrimp cocktail; these monsters come four to a pound.

#4 Peter Luger, New York City

When you sit down at your table at the perpetually packed Peter Luger, located in an off-the-beaten-path corner of Brooklyn’s Williamsburg neighborhood, don’t ask for a menu. Just order the tomato and onion salad, some thick-cut bacon, creamed spinach, hash browns, and the steak for three, a massive porterhouse, broiled under extreme heat before being sliced and presented on a platter. Sure, the wait staff might be a bit gruff in this surprisingly casual German-styled old steakhouse that’s been here since 1887, but that’s all a part of the show. The star attraction, the steak, is among the best you’ll find in New York City. It’s dry-aged and butchered on-premises, and when it’s presented, in all its crusty, well-marbled, beefy glory, your jaw will drop. Use the house steak sauce to douse the onions and tomatoes (don’t let it anywhere near the steak), and be prepared to drop a wad of cash on the table before leaving — no credit cards accepted here, big spender.

#3 Bern’s, Tampa

Don’t come to Bern’s if you're on a diet; Bern's is about wonderful excess. There are 20 kinds of caviar on the menu of this big, old-style, legendary establishment. The menu also includes two preparations of foie gras, two kinds of steak tartare (one with truffles), oysters three ways, endless varieties of fish and shellfish, 16 different cheeses both domestic and imported, nearly 50 desserts (including gluten- and sugar-free varieties) — served upstairs in a special dessert room — and a list of about 7,000 wines (5,500 of them red). Oh, and did we mention steaks? Seven different cuts, in a total of 51 different sizes (from six ounces of filet mignon to 60 ounces of strip sirloin), broiled to eight different temperatures, from very rare ("no crust, cold and raw") to, gulp, well-done ("sturdy little crust, no color, no juice, dried out"). Come hungry.

#2 Keens, New York City

Since 1885, this New York institution has done one thing, and done it really, really well: steak. Perfectly charred steaks and chops are served in this labyrinthine shrine to old New York, which is spread over two floors and three townhouses. Before you’re served your expertly cooked, gigantic dry-aged sirloin, filet mignon, prime rib, porterhouse for two, or porterhouse for three, have a look around. There’s memorabilia from more than 100 years of New York history, including playbills, political cartoons, and photographs, as well as a collection of more than 50,000 pipes, from back when regulars, including Babe Ruth and Teddy Roosevelt, would store theirs there. If you go once, try the steak. If you go twice, try the famous mutton chop, a 26-ounce lamb saddle that’s nearly two inches thick and dates back to the restaurant’s earliest days.

#1 CUT, Beverly Hills

Wolfgang Puck helped invent California cuisine (and gave us California-style pizza) at Spago, pioneered Asian fusion food at Chinois on Main, and even figured out a way to produce decent airport food at his many Wolfgang Puck Express outlets, so we shouldn't be surprised that he has also reinvented the steakhouse, with RECORTE in the Beverly Wilshire Hotel (there are now spin-offs in Las Vegas, London, and Singapore). The traditional red leather booths and bucolic paintings have given way to a cool white interior by rationalist architect Richard Meier and a series of pieces by conceptual artist John Baldessari. In place of iceberg wedges and grilled swordfish, look for warm veal tongue with baby artichokes and roast Maine lobster with black truffle sabayon. Oh, and the steaks? Not the usual four or five choices, but a total of 17 cuts and places of origin, from Australian filet mignon to Illinois bone-in New York sirloin to genuine Japanese Wagyu ribeye from Miyazaki Prefecture. Puck has reinvented the steakhouse experience at CUT, and what he’s done is nothing short of mind-blowing.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


The Best Steakhouse In Every State

While there are definitely some wonderful national steakhouse chains, there's a good chance that your favorite steakhouse is a local eatery that knows the ins and outs of the region. That knowledge of the neighborhood is very difficult for a chain restaurant to replicate. With that in mind, we researched to find the best steakhouse in each state in the country by sifting through reviews, accolades, and recommendations from various sources.

It comes as no surprise that most of these steakhouses have only one location. With that narrowed focus, mouth-watering steaks can be found at each of these 50 establishments.

With the steakhouse industry growing at a steady pace, the competition is getting stiffer — and that's great news for hungry Americans. These days, no matter where you find yourself within the 50 states, the chances are high that you're within driving distance of a delicious steakhouse that will leave you satiated and bursting with memories.


Ver el vídeo: 100 curiosidades que desconocías sobre República DominicanaSe vive tan bien como dicen? (Diciembre 2021).