Nuevas recetas

¿Te encantan los camiones de comida y los carros de Nueva York? Hay un libro nuevo para eso

¿Te encantan los camiones de comida y los carros de Nueva York? Hay un libro nuevo para eso

Durante los últimos dos años, Siobhan Wallace y Alexandra Penfold, el dúo detrás del popular blog Blondie y Brownie, han tenido la misión de rastrear las historias detrás de algunos de los carritos de comida y camiones más populares de Nueva York, y el fruto de su trabajo, Nueva York a la Cart, llegará a las estanterías el 2 de abril.

En el libro, se perfilan 50 proveedores y se ponen a disposición recetas de (o inspiradas en) las ofertas de su carrito, en muchos casos por primera vez. Los vendedores van desde el popular "Dosa Man" de Washington Square South hasta los carritos Biryani y Hallo Berlin en Midtown hasta los camiones itinerantes más populares de la ciudad, incluidos Wafels y Dinges, The Cinnamon Snail, Mexicue y The Big Gay Ice Cream Truck. Incluso se aventuran en Red Hook Ball Fields para charlar con los propietarios de Solber Pupusa. carro.

Al conversar con los propietarios de estos carros y camiones (en muchos casos simplemente se acercaron a ellos y se presentaron), se hicieron evidentes ciertas similitudes entre ellos. "Lo que fue similar fue que en un momento de sus vidas todos tuvieron la decisión de ir hacia la izquierda o hacia la derecha", dijo Wallace a The Daily Meal. "Algunos habían sido despedidos, otros querían abrir un restaurante pero no pudieron, pero todos estaban en un punto de inflexión en sus vidas y necesitaban tomar una decisión".

Y aunque está lejos de ser fácil operar un camión de comida o un carrito, todos los proveedores estuvieron de acuerdo en que fue una experiencia gratificante. "Todos aman a sus clientes y atienden a las personas; por eso se despiertan por la mañana", agregó Wallace. "No están ganando mucho dinero, están en los elementos, están lidiando con policías y proveedores competidores, pero al final del día todo se reduce a su deseo de hacer feliz a la gente".

Y si alguna vez te has pasado de hambre durante un día ajetreado solo para encontrar la salvación en un recipiente humeante de poliestireno con pollo y arroz, lo más probable es que estés de acuerdo en que te hicieron feliz.


Almuerzo NY Food Truck: salchichas y pimientos de Tony Dragonas & # 8217 Cart

NUEVA YORK (CBSNewYork) & # 8211 Recibimos un correo electrónico de un lector que nos preguntó si sabíamos qué pasó con Tony Dragonas & # 8217 cart. Tony ha estado en la esquina suroeste de 62nd St & amp Madison Ave. durante muchos años, incluso antes de ser finalista en los primeros Vendy Awards en 2005 (que fue ganado por Hallo Berlin).

Hace unos días, tuvimos la oportunidad de ver la escena y ver si Tony estaba en algún lugar de la zona. De pie en la esquina habitual de Tony, donde había remolques de construcción, vimos una corriente constante de humo un poco hacia el este a través de la calle 62. Tenía que ser Tony, que sabemos que tiene una parrilla de carbón en su carrito.

Cruzando Madison Ave, no había duda. No solo había humo, sino que también había una larga fila de personas haciendo cola para almorzar. El carrito estaba un poco al final de la cuadra porque había un carrito de perros calientes en la esquina, pero ese era Tony, con una fila de 10 a 15 personas.

La última vez tuvimos un gran sándwich de carne con mozzarella, champiñones portobello y rúcula. Ese día, también vimos un rollo de salchicha italiana gruesa y fresca que se veía bien, así que esta vez, optamos por esa comida clásica de la feria callejera de Nueva York, un héroe de salchichas y pimientos, que cuesta $ 6.

(crédito: New York Street Food)

Ves puestos de salchichas y pimientos en todas las ferias callejeras de Nueva York, pero hay algunas cosas que Tony hace que mejoran el héroe estándar de salchichas y pimientos de la feria callejera.

Primero, corta la salchicha por la mitad horizontalmente para que se cocine más uniformemente por fuera y por dentro. También brinda por el rollo de héroe 10 y # 8243.

Sin embargo, en nuestra opinión, donde Tony realmente se destaca es la mezcla de pimientos y cebollas. Hay 4 pimientos morrones de diferentes colores (verde, naranja, rojo y amarillo) que son lo más dulces posible. Se mezclan cebollas asadas y puerros también. Realmente nos gustan los puerros, y nunca los habíamos visto en un héroe de salchichas y pimientos.

La salchicha también es deliciosa. Con todos los pimientos y cebollas encima, aún puedes probar el hinojo en la salchicha. ¡Mmm bien!

Este también es un sándwich sustancial por $ 6. Después estábamos bastante llenos, pero no hinchados. Este sándwich nos llevó a cenar, no hay problema.

Tony es un vendedor ambulante de la vieja escuela, sin sitio web, Twitter o cuenta de Facebook. Pero está (por ahora) en 62nd St, al este de Madison Ave. Como dijimos anteriormente, es fácil de detectar por el flujo constante de humo de la parrilla de carbón y la larga fila de seguidores leales.

A pesar de que fue genial, fuimos los únicos que obtuvieron salchichas y pimientos. Casi todos en la línea comieron bistec o pollo en un sándwich o con arroz. Esas pechugas de pollo se ven increíbles a la parrilla. La próxima vez, será pollo sobre arroz para nosotros.


Los mejores camiones de comida de Nueva York

Una colección de gofres preparados de forma clásica lanzada al inicio del camión, con ingredientes dulces (o dinges, naturalmente) en abundancia, desde frutas hasta azúcar en polvo, Nutella rociada y más. A medida que pasó el tiempo, el menú se llenó de opciones más sabrosas, con especialidades como waffles de cerdo desmenuzados con encurtidos marinados con cereza-Kool-Aid que se convirtieron en pilares y duplicaron la paleta de sabores con la que jugaba Dinges & Wafles. Lo que comenzó como la conversación en las calles pronto se convirtió en un movimiento, y luego en una institución de buena fe, con múltiples camiones, carros y puestos de ladrillo y cemento apareciendo por todo Manhattan y Brooklyn. Más que un simple postre, Dinges & Waffles se ha convertido en la forma preferida de Nueva York para preparar comidas entre comidas. O simplemente la forma de hacer las comidas. Mira, no nos corresponde a nosotros juzgar a qué hora del día comes tu waffle de puerco desmenuzado.

Asuntos familiares

DeGeest no es el único creador de tendencias extranjero con el sueño de tener éxito en Nueva York. De hecho, historias como la suya son la base de lo que hace que la ciudad funcione. Los camiones de comida no son diferentes, con al menos la mitad de los camiones de comida de Nueva York dirigidos por estadounidenses de primera y segunda generación. Ofrecen platos auténticos arraigados en la tradición familiar pero refinados para nuevos paladares.

Una sociedad exclusiva

Si bien los camiones de comida de Nueva York tienen dificultades para navegar por las calles aquí, existen rutas alternativas para llegar a masas de creadores de tendencias. Estas operaciones se pueden ver instalándose en ferias y mercados en todo Manhattan y Brooklyn, sin mencionar que están disponibles para eventos privados. Las cuatro ruedas exclusivas que se encuentran fuera, sin embargo, están hechas para que todos las disfruten.

Otros camiones de comida notables en Nueva York


El negocio de los camiones de comida apesta

Stefan Nafziger parecía extrañamente deprimido para un tipo que veía a una docena de personas hambrientas hacer fila para comprar sus falafels. Hace tres años, cuando parecía que los camiones de comida podrían apoderarse de Manhattan, planeó tener una flota de sus camiones Taim distribuyendo comida del Medio Oriente en toda la ciudad. Incluso consiguió un inversor de Wall Street. Ahora, dice, su única camioneta apenas justifica el costo.

Originalmente esperaba que Nafziger me ayudara a resolver un acertijo decididamente neoyorquino. Mientras caminaba por Prospect Park recientemente, quería encontrar un bocadillo saludable para mi hijo y algo para mí. Las únicas opciones, sin embargo, eran el mismo tipo de carritos a los que me llevó mi papá en los años 70: helado de buen humor, latas de gaseosas caras y perros calientes hervidos en agua turbia. Esto parecía ridículo. En las últimas décadas, la comida en la ciudad de Nueva York ha experimentado una transformación completa, pero el mercado de vendedores ambulantes, que debería ser más ágil, apenas se mueve. ¿No debería haber cuatro camiones Wafels & amp Dinges por cada carrito de perritos calientes?

David Weber, presidente de la Asociación de Camiones de Alimentos de la Ciudad de Nueva York, explicó que la proporción es más parecida a 25 a 1 al revés. Eso se debe a que, a pesar del atractivo inherente de los camiones bonitos y las opciones de comida inteligentes, el negocio apesta. Existen numerosas (y a veces conflictivas) regulaciones requeridas por los departamentos de Salud, Saneamiento, Transporte y Asuntos del Consumidor. El Departamento de Policía de Nueva York hace cumplir estas reglas, con diferente consistencia. Como resultado, según el concejal de la ciudad Dan Garodnick, es casi imposible (incluso si llena la documentación correcta) operar un camión sin infringir alguna ley. Los camiones no pueden vender comida si están estacionados en un espacio con parquímetro. . . o si están a menos de 200 pies de una escuela. . . o dentro de los 500 pies de un mercado público. . . etcétera.

La aplicación es errática. Los camiones en Chelsea rara vez son molestados, dijo Nafziger. En Midtown South, donde trabajo y puedo dar fe de la necesidad desesperada de más opciones para el almuerzo, el N.Y.P.D. tiene un equipo dedicado de policías que buscan vendedores ambulantes. “Un mes, no recibimos boletos”, me dijo Thomas DeGeest, el fundador de Wafels & amp Dinges, un popular negocio de comida móvil que vende gofres y cosas así. "El próximo mes, recibimos boletos todos los días". DeGeest tenía dos camiones y cinco carros cuando decidió que no podía seguir invirtiendo en un negocio que era tan vulnerable a los policías demasiado entusiastas o la burocracia de la ciudad. En cambio, DeGeest decidió a regañadientes abrir un antiguo restaurante fijo.

Nafziger también conoce bien los problemas regulatorios del negocio. Después de que uno de sus empleados pasó ocho horas en la cárcel por vender falafel sin una licencia, sigue estrictamente la regla que insiste en que todos los empleados de alimentos móviles tienen la certificación del Departamento de Salud. El problema es que necesita emplear a cuatro personas, cada una con su propia licencia. Si una renuncia, un nuevo trabajador puede tardar dos meses en obtener la documentación adecuada. Nafziger dijo que se aferra a su camioneta solo porque es básicamente una valla publicitaria en movimiento para sus dos restaurantes tradicionales más exitosos, en Greenwich Village y NoLIta. Y los restaurantes estacionarios, por cierto, requieren que solo un empleado de turno tenga una certificación del Departamento de Salud.

Es posible que Nafziger y DeGeest se hayan convertido en expertos en las reglas y regulaciones, pero muchos de los vendedores de la ciudad están constantemente desconcertados. Pasé una mañana reciente en las oficinas del Street Vendor Project, un grupo de defensa de los trabajadores. Mientras me sentaba con Sean Basinski, el fundador del grupo, una corriente de vendedores llegó con boletos rosas en la mano. Una mujer, una inmigrante ecuatoriana que vende kebabs en Bushwick, Brooklyn, le entregó a Basinski los seis boletos que ella y su esposo recibieron en una sola tarde. El total llegó a $ 2,850, que, dijo, era mucho más de lo que gana en una buena semana. Tenía una licencia de vendedor ambulante, dijo, pero no entendía que también necesitaba un permiso separado para su carrito.

Me di cuenta de que el negocio de los camiones de comida es un caso clásico de inercia burocrática. La ciudad tiene derecho a sopesar los intereses de los propietarios de los mercados de alimentos (que no quieren que los camiones de comida bloqueen sus ventanas) y de los comensales (que merecen saber que su carne de la calle es comestible e inofensiva). Pero muchas de las reglas que gobiernan la ubicación se escribieron hace décadas. En los años 80, la ciudad limitó el número de carros y camiones a 3,000 (más 1,000 más de abril a octubre). Técnicamente, un permiso para un carrito de comida o un camión no es transferible, pero Andrew Rigie, director ejecutivo de N.Y.C. Hospitality Alliance, dijo que los proveedores pagan regularmente a los titulares de permisos entre $ 15,000 y $ 20,000 para arrendar sus certificados por dos años. Legalmente, el titular del permiso se convierte en socio menor en el nuevo negocio.

Mientras Rigie hablaba, me acordé de los países corruptos que he visitado, como Irak y Haití, donde las reglas ilógicas y aplicadas arbitrariamente crean el conjunto de incentivos incorrectos. Quizás el mayor ganador en nuestro sistema actual es un tipo oscuro de negocio conocido como economato autorizado. Por ley de la ciudad, cada carrito de comida y camión debe visitar un economato autorizado todos los días, donde se puede realizar un conjunto de servicios de limpieza obligatorios. Estos comisarios también venden y alquilan carritos y venden comida, refrescos, helados y propano a los vendedores. Rigie me dijo que muchos propietarios de la comisaría ganan un poco más actuando como intermediarios informales, facilitando el intercambio no del todo legal de permisos, que, según algunas estimaciones, es un negocio de $ 15 millones al año. Dada su corriente de negocios ordenada por la ciudad, estos comisarios han formado esencialmente un oligopolio. Como resultado, tienen pocos incentivos para competir agresivamente ofreciendo diferentes tipos de alimentos. No es de extrañar que tengamos un exceso de oferta de hot dogs y knishes y ni de lejos suficientes waffles y falafels.

En términos económicos, el problema es estándar, conocido como curva en J, que representa una pendiente descendente en un gráfico seguida de una subida pronunciada. Algunos cambios sensibles en el sistema actual de vendedores de alimentos pueden tener beneficios a largo plazo para todos, pero el impacto inmediato podría significar pérdidas a corto plazo para quienes ahora se benefician del sistema. Un pequeño grupo de neoyorquinos, en particular los propietarios de comisarios y restaurantes físicos, están muy motivados para presionar a los políticos para que no cambien las cosas. Y la mayoría de los posibles beneficiarios no se dan cuenta de que se lo están perdiendo. A muchos de nosotros nos encantaría tener camiones de comida más variados, pero no nos importa lo suficiente como para presionar al Ayuntamiento.

El único grupo que claramente sufre con el sistema actual - los vendedores con boleto - son a menudo inmigrantes mal pagados sin estatus legal y virtualmente sin poder. Este tipo de dinámica resume más o menos las economías del tercer mundo. Los economistas generalmente están de acuerdo en que uno de los factores que distinguen a los países ricos de los pobres es que es mucho más fácil iniciar negocios en países ricos. En Ecuador, por ejemplo, se necesitan alrededor de 56 días y 13 procedimientos separados para completar todos los trámites legales para iniciar un nuevo negocio. En los Estados Unidos, es un promedio de seis días y seis procedimientos. Pero si desea abrir un negocio de comida móvil en Nueva York, es esencialmente como iniciar un negocio en Ecuador, y eso es si de alguna manera puede obtener un permiso.

Después de dejar Prospect Park, volví a casa y comencé a leer sobre Portland, Oregon. La ciudad adoptó la cultura de los camiones de comida y los carritos y ha hecho que el procedimiento para iniciar un negocio sea notablemente fácil. Encontré un sitio web con una lista de los carros y camiones que operan allí: caribeño, cajún, centroamericano, crepería, camboyano, cubano, checo. Y eso son solo las C's.


RECORRIDO EN EL CENTRO DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK

Degustaciones: Toda la comida incluida. Suficiente comida para el almuerzo. Apto para vegetarianos. Llame para conocer otras restricciones dietéticas.

ACERCA DE DOWNTOWN NYC FOOD TRUCK TOUR

La comida callejera en Nueva York tiene su propia cultura única y en constante cambio junto con una larga y rica historia. En Sidewalks of NY, lo llevamos a los camiones de comida de Nueva York que frecuentan los lugareños, invitándolo a experimentar los sabores, las personas y la energía culinaria reales que solo puede encontrar en Nueva York.

Los camiones de comida de Nueva York atienden principalmente a la multitud del almuerzo. No hay mejor lugar en Nueva York para encontrar a las masas hambrientas y, a veces, estresadas que Wall Street. El área cercana a Hanover Square, donde se encuentran la mayoría de los camiones, es la parte más antigua e histórica de Manhattan. Pearl Street recibe su nombre de los abundantes criaderos de ostras a lo largo de las orillas del East River en el siglo XVII. Las ostras fueron uno de los primeros alimentos que los inmigrantes pobres vendieron en carritos de mano.

ASPECTOS DESTACADOS DEL TOUR DE CAMIONES DE ALIMENTOS

Únase a nosotros en el distrito financiero en este recorrido a pie de camión de comida de dos horas (ubicaciones sujetas a cambios) para disfrutar de un poco de historia, cultura y comida callejera increíble.

  • Aprenda sobre la historia y la cultura del barrio y su comida callejera.
  • Pruebe los manjares más deliciosos cuyas recetas provienen de todo el mundo.
  • Disfrute de un itinerario bien planificado para no perder ni un minuto neoyorquino buscando la mejor comida callejera.
  • Tenga guías agradables y conocedores que conozcan los entresijos de los vendedores ambulantes y el comercio # 8217.
  • Eche un vistazo a los camiones y carros y la comida & # 8212 ahh la comida, la comida!

¡Disfrute de la mejor comida callejera en la ciudad más grande del mundo en esta deliciosa excursión!

Tour privado en camión de comida por Nueva York

¿Quieres hacer de nuestro delicioso y divertido tour en camión de comida un evento privado? ¡Contáctenos! Nos especializamos en curar las mejores experiencias culinarias privadas.

El recorrido se encuentra frente a Bean & amp Bean Coffee ubicado en 71 Broadway, Nueva York (10006), cerca de la intersección de Rector Street. Si se pierde o llega tarde, llámenos al 877-568-6877. Si llega más de cinco minutos tarde, puede intentar reunirse con nosotros en nuestro primer camión de comida ubicado cerca de Hanover Square, Nueva York, NY 10004. Los camiones de comida están en movimiento, así que podemos & # 8217t darle la información exacta. ubicación de nuestra primera degustación.

Direcciones:
La parada de metro más cercana es la parada de Wall St en el tren 4 o 5. Salga de la estación y camine hacia el sur, en la dirección del tráfico. Una vez que pase Rector St, Bean & amp Bean Coffee estará a su derecha.

También puede tomar los trenes 1 / N o R hasta Rector St. Camine hacia el norte y gire a la derecha en Rector St. Gire a la derecha en Broadway y Bean & amp Bean Coffee estará a su derecha.

Revise las políticas del vendedor para esta actividad. Una vez compradas las entradas, estas son vinculantes.


RECORRIDO EN CAMIÓN DE COMIDA POR EL MEDIO DE LA CIUDAD

Degustaciones: Toda la comida incluida. Suficiente comida para el almuerzo. Apto para vegetarianos. Llame para conocer otras restricciones dietéticas.

ACERCA DE MIDTOWN FOOD TRUCK TOUR

Durante los últimos dos años, la variedad de alimentos que sirven los camiones de comida de Nueva York ha aumentado rápidamente. Los carritos de comida ya no solo sirven el pollo tradicional sobre arroz. Ahora, hay camiones de comida gourmet que ofrecen desde auténticos gofres belgas y cocina francesa hasta rollos de langosta. Hemos hecho el trabajo de probarlos para poder guiarlo a las cocinas más sabrosas e innovadoras preparadas y servidas en la calle. Conozca a los propietarios de estos negocios sobre ruedas, que aportan pasión y amor por la experiencia, los sabores y los placeres de las comidas que preparan.

Como el distrito comercial central más grande de Nueva York, Midtown Manhattan es indiscutiblemente el distrito comercial más activo de los Estados Unidos. La gran mayoría de los rascacielos de la ciudad de Nueva York, incluidos sus hoteles y torres de apartamentos más altos, se encuentran en Midtown. Más de 700.000 viajeros trabajan en sus oficinas, hoteles y establecimientos comerciales. Alguien tiene que alimentar a toda esta gente hambrienta. Traiga los camiones de comida y los carritos. Su deliciosa comida barata satisface a la multitud de almuerzos en esta bulliciosa parte de la ciudad. Los neoyorquinos quieren buena comida y la quieren rápido. Es una combinación hecha en el cielo de la comida.

ASPECTOS DESTACADOS DEL TOUR DE CAMIONES DE ALIMENTOS

En su recorrido en camión de comida de dos horas, usted:

  • Visite los camiones de comida más deliciosos que encuentran un refugio en el bullicioso Midtown.
  • Experimente un centro global de noticias y entretenimiento, altísimos rascacielos y el epicentro del teatro.
  • Aprenda sobre la industria de los camiones de comida directamente del propietario de un camión.
  • Pruebe una mezcla ecléctica y sabrosa de cocinas locales y étnicas.
  • Escuche las historias detrás de tres generaciones de recetas heredadas y cómo puede cocinarlas usted mismo.
  • Permítanos guiarlo a los carritos y camiones de comida más sabrosos. Hemos hecho toda la deliciosa investigación por usted.

¡Disfruta de la mejor comida callejera en la ciudad más grande del mundo! Esta deliciosa excursión te lleva a los food trucks más sabrosos e interesantes de Nueva York. La comida callejera en Nueva York tiene su propia cultura única y en constante cambio, así como una larga y rica historia. En Sidewalks of NY, lo llevamos a los camiones de comida de Nueva York que frecuentan los lugareños para que pueda experimentar los sabores, las personas y la energía culinaria reales que solo puede encontrar en Nueva York.

Tour privado en camión de comida por Midtown

¿Quiere hacer de nuestro delicioso y divertido recorrido en camión de comida por el centro de la ciudad un evento privado? ¡Contáctenos! Nos especializamos en curar las mejores experiencias culinarias privadas.

El recorrido se realiza frente al Hotel @ Times Square ubicado en 59 W 46th St, Nueva York, NY 10036. Si se pierde o llega tarde, llámenos al 877-568-6877.

Direcciones:
La parada de metro más cercana es Rockefeller Center en los trenes B, D, F y M. Salga de la estación y camine hacia el sur por 6th Ave, en contra del tráfico, y gire a la izquierda en 46th St. El hotel estará a su izquierda.

Si toma el tren N, Q o R hasta 49th St, querrá caminar hacia el sur por 7th Ave, en la dirección del tráfico, y gire a la izquierda en 46th St. Una vez que pase 6th Ave, el hotel estará en tu izquierda.

El estacionamiento más cercano está ubicado en 38 West 46th Street, entre 5th y 6th Ave.

  • Se incluyen todas las degustaciones de comida y una botella de agua.
  • Puede comprar alimentos y bebidas adicionales por su cuenta.
  • Una propina para su guía gastronómico. Es costumbre darle una propina a su guía del 15% al ​​20% del precio de compra.

Revise las políticas del vendedor para esta actividad. Una vez compradas las entradas, estas son vinculantes.


Carrito de comida Comida con Merri

Merri es una de las personas más positivas y animadas que conozco y podría pasar horas y horas con ella y nunca nos callaríamos. Ella es básicamente la mejor, así que estaba muy emocionado de tener toda una velada con ella anoche.

Nos conocimos justo cuando bajé del avión. Queríamos cenar y mantener las cosas informales, así que cuando Merri sugirió ir a un carrito de comida local, yo estaba más que un juego.

Merri nunca antes había probado la comida del carrito de comida de The Halal Guys, pero escuchó cosas increíbles. Cuando lo buscó en línea, en realidad tenía más de 2500 reseñas en Yelp con una calificación de 4 1/2 estrellas, ¡así que estábamos muy intrigados! & # 160

Cuando subimos, había una cola corta y la comida olía increíble. Ambos teníamos mucha hambre, así que me emocioné al ver que las porciones eran buenas y grandes.

Obtuve el tazón de arroz y pan de pita cubierto con pollo y agregué salsa BBQ y su salsa blanca antes de cavar.

Debajo de todo ese pollo había una abundante capa de arroz amarillo. Normalmente no me gusta mucho el arroz amarillo, pero este arroz estaba muy bueno.

Tanto Merri como yo nos comimos casi todos nuestros platos de comida y estábamos absolutamente llenos. La comida era tan buena que incluso cuando ambos dijimos que sabíamos que estábamos llenos, seguimos y seguimos.

Con la comida sentada como una piedra en nuestros estómagos, ¡dimos la bienvenida a la larga caminata de regreso a mi hotel!

El paseo por la ciudad sacó al turista que había en mí y literalmente me detuve y miré mientras pasábamos por Bryant Park porque se veía tan hermoso. Las pequeñas sillas de café me recordaron mucho a París. ¿No parece un lugar tan romántico para una divertida noche de cita en verano?

Regresamos a mi hotel alrededor de las 8:30 p.m. y Merri terminó quedándose hasta las 11 p.m. que fue tan maravilloso. ¡La extraño mucho! Solíamos hacer caminatas matutinas con Sadie por el lago Eola en Orlando cuando ambos vivíamos allí y extraño verla todo el tiempo.

A veces, ver amigos que no he visto en un tiempo hace que se sienta aún más difícil cuando nos separamos porque los extraño como un loco de nuevo. ¡Las amistades a larga distancia tiran de mi corazón! ¡Gracias por una noche tan maravillosa, Mer!


Los ocho mejores camiones de comida en Midtown

La locura de los camiones de comida no está muerta y, como muestran estos carros itinerantes, ni mucho menos. Para un almuerzo rápido o simplemente una cena barata al aire libre, pruebe la lista de platos internacionales de Midtown, opciones veganas creativas y postres dulces y ndashbaiting. Hemos reunido las mejores comidas del vecindario sobre cuatro ruedas.

Chicos Halal
Siempre hay una fila en la cuadra durante la hora del almuerzo para estos chicos, y hay una razón por la cual: la comida es realmente ese bien. Ordene la fuente de pollo o cordero (o combo) con todas las salsas (blancas o calientes). Usted ganó y no se arrepintió. Esquina de W 53rd St y Sixth Ave

El caracol canela
El polo opuesto de los Halal Guys es esta sensación sin carne. A los fanáticos de toda la vida les encantan las donas veganas creme br & ucircl & eacutee y el sándwich Sandoo de Acción de Gracias, hecho con seitán de hongos, pudín de pan de chirivía y salsa de arándanos y naranja en una baguette tostada. Itinerancia

Fotografía del caracol canela: cortesía de Yelp / Jazz F.

Mysttik Masaala
Claro, el nombre no es tan propicio para una búsqueda espontánea de iPhone, pero Mysttik da en el clavo si estás buscando un biryani (cuenco de arroz) relleno con verduras o pollo. Agregue un poco de naan y cúbralo con cilantro, salsa picante o guarnición de yogur. Otros platos incluyen pollo tikka o garbanzos masala, gobi aloo (papa y repollo en comino) y pollo lazeeza (ajo, cebolla y tomate). 399 Park Ave en 54th St

BBQ Korilla
Busque el camión de rayas negras y naranjas para disfrutar de una innovadora comida coreana de barbacoa, con opciones como burritos bulgogi y arroz frito con tocino y kimchi. La ubicación cambia a diario, así que consulte Twitter para ver cuándo está estacionado en 47th St y Park Ave, y 33rd St y Park Ave

Fotografía de Korilla BBQ: Anna Simonak

Wafels y amp Dinges
¿Ese dulce aroma a confitería flotando en Bryant Park? Siga su nariz directamente al puesto amarillo brillante que sirve gofres belgas frescos con dinges (aderezos) como el dulce de leche, Nutella o Speculoos. Esquina de 42nd St y Sixth Ave

Tío gussy & rsquos
Este pilar griego es una versión igualmente sabrosa de los omnipresentes carritos halal, con platos de arroz, verduras y carne o pitas, que se pueden cubrir con salsas mediterráneas y patatas fritas crujientes. 345 Park Ave en 51st St

Wafels & amp Dinges Fotografía: Cortesía de CC / Flickr / Meng He

Sociedad Italiana de Sándwiches DiSO & rsquos
Omita las porciones de pizza y pruebe un abundante sándwich italiano relleno con carnes y quesos importados como prosciutto, salami y mozzarella del barrio de Little Italy. 47th St y Park Ave

Carpe Donut
En el otoño, las donas de sidra de manzana recién horneadas son imprescindibles en el camión de Midtown, así que consígalas agradables y calientes para el fresco paseo de regreso al trabajo. ¿Quieres probarlos en verano? FroDo es un sándwich de helado de rosquilla con helado de mármol azul. La ubicación cambia a diario, consulte Twitter para ver cuándo está estacionado en 51st St y Park Ave, 55th St y Broadway, y 53rd St y Sixth Ave

Fotografía de Carpe Donut: Anna O. Grant


Así es ser propietario de un camión de comida durante el COVID-19

Los camiones de comida son, y siempre han sido, inconformistas, que llevan la cocina de los restaurantes a donde ningún chef ha cocinado antes.

Pero con COVID-19 desenfrenado, los tiempos son difíciles. La industria de $ 985 millones está notablemente ausente de la ayuda de socorro. Sus clientes habituales, peatones que pasean por las calles y trabajadores de oficina que salen para almorzar, están confinados en sus hogares.

"No me sorprendería que más de la mitad se fuera a la quiebra de forma permanente", suspira John Ou, propietario de The Fix on Wheels de Los Ángeles.

Los camiones de comida nacieron de una necesidad de cambio: los alquileres de los restaurantes eran altos y los camiones de comida eran una forma de llegar a una gama más amplia de clientes de una manera menos costosa. Diez años después del auge de los camiones de comida, los camiones se ven obligados a pensar fuera de la caja una vez más.

Ahora, los camiones ingresan a vecindarios residenciales y se estacionan afuera de los hospitales, vendiendo sus platos a una multitud completamente nueva para mantenerse con vida. "Pivotar es parte de la vida de los camiones de comida", dice B.J. Lofback es propietario de Funk Seoul Brother de Nashville.

Sin nadie en la calle, se ha acostumbrado a convertir su camioneta en vecindarios, haciendo señas a los que van a la casa para que salgan a comer algo. “La idea fundamental del transporte de alimentos es ir donde está la gente”, explica. Se centró en vecindarios con casas club y estacionamientos de piscinas.

Respaldada por Oprah y Blackstone, la OPI de $ 10 mil millones de Oatly llega al mercado

Por qué las bodegas deberían considerar hacer más vino dulce, según el nuevo estudio de E & ampJ Gallo

Panera presenta un nuevo diseño de restaurante que equilibra la comodidad fuera de las instalaciones con la experiencia de comer en casa

Funcionó. "La gente está encantada".

Los pick-ups de queso a la parrilla en la acera son la nueva norma para Richeeze.

Para Ou, tomarse un descanso para capear el COVID-19 simplemente no era una opción. Estar frente a los clientes mantiene su camión en sus radares, lo que será crucial para cuando se levanten las restricciones y la gente comience a reservar catering y eventos. “Si hay oportunidades, provendrán de estar expuestos a los residentes que descubren su camión”, dice Ou. "Así que tienes que seguir trabajando".

Algunos camiones de comida están logrando acuerdos con empresas esenciales para permitirles estacionar en sus lotes, mientras que otros se han orientado hacia el suministro de comestibles móviles⁠: el camión de helados Coolhaus de Los Ángeles lanzó una "Bodega sobre ruedas", donde la gente puede comprar alimentos básicos de la despensa, productos agrícolas, helado o alcohol. (La marca siempre ha ayudado en momentos de necesidad: Coolhaus entregó galletas y chocolate caliente a las víctimas del huracán Sandy en 2012.)

Otros camiones están estacionados a lo largo de las carreteras y paradas de descanso. Con los restaurantes al borde de la carretera cerrados, muchos conductores de camiones no tienen lugares para tomar una comida caliente en la carretera.

En abril, la Administración Federal de Carreteras les dio a los estados la opción de emitir permisos para camiones de comida a lo largo de las áreas de descanso de las carreteras. Para los trabajadores esenciales que transportan por todo el país, ha sido un espectáculo agradable ver un camión de comida en las carreteras áridas.

Muchos camiones están colaborando con la ayuda humanitaria, girando para ofrecer sus servicios a hospitales y trabajadores esenciales. Con miles de trabajadores trabajando en turnos largos, los camiones de comida están felices de intervenir con una comida caliente.

“Vemos camiones que llegan a los hospitales, alimentan a la policía y los departamentos de bomberos”, dice Matt Geller de la Asociación Nacional de Camiones de Alimentos.

Los camiones están configurando campañas de GoFundMe, obteniendo dinero para poder alimentar a los trabajadores esenciales. Feed the Front Lines OC está permitiendo que los que están en cuarentena compren virtualmente a los trabajadores del hospital una comida en un camión de comida local⁠. $ 15 compra una comida.

El camión de comida de Aztec Dave en Chicago recibió dinero de un donante anónimo y desde entonces ha comenzado a usar el dinero para poner comidas en manos de trabajadores médicos y de supermercados.

“Estamos bendecidos con oportunidades increíbles durante esta pandemia”, dice Severin Stone del camión de queso a la parrilla Richeeze. "¡Hemos alimentado a cerca de 4,000 héroes de primera línea en hospitales, estaciones de policía, departamentos de bomberos y el LA Dream Center!"

Algunos hospitales y sus donantes están contribuyendo a los esfuerzos de Feed the Front Lines OC para ayudar a alimentar a los cuidadores de primera línea.

La Asociación de Camiones de Alimentos de Nueva York se asoció con empresas y patrocinadores de alimentos y bebidas para alimentar una flota de camiones de alimentos que recorren los hospitales de la ciudad, entregando suministros y alimentos a los trabajadores de primera línea. Ellos rotan entre cinco y diez hospitales, siete días a la semana.

Para apoyar a los camiones de comida que viajan donde ningún camión ha ido antes, la Asociación Nacional de Camiones de Comida lanzó una aplicación, BestFoodTrucks, para ayudar a conectar a los clientes con camiones cerca de ellos. "Hemos visto un aumento en los pedidos en línea desde que comenzó COVID-19", dice Geller. Los clientes pueden hacer pedidos directamente desde la aplicación y saltarse la fila, un atractivo atractivo en el tiempo de las leyes de 6 pies de distancia. "La demanda definitivamente está ahí, y estamos tratando de aumentarla para que los camiones de comida puedan hacer suficientes ventas para capear la tormenta actual".

Richeeze ha servido más de 4.000 comidas a los trabajadores de primera línea en hospitales, comisarías y bomberos. [+] departamentos y Dream Center de Los Ángeles.

Los camiones de comida están configurados de manera única para sobrevivir a COVID-19. Son un negocio construido a partir de espacios sin espacio para comensales, un concepto particularmente relevante dado el clima actual y la percepción del futuro de los restaurantes.

Además, “pueden ofrecer la conveniencia y seguridad de que los clientes puedan recoger comida caliente cerca sin una persona de entrega adicional en el medio”, describe Geller. “Y pueden atender comunidades que pueden tener menos opciones de comida o que están fuera de las zonas de entrega de muchos restaurantes”.

Pero los camiones de comida están pasando apuros. Han sido notablemente excluidos de la financiación de APP. “Nearly 100% of food trucks are small, locally-owned businesses, so many didn't secure the first round of PPP, nor did they have the resources to beat out bigger companies for EIDL funding,” says Geller.

The star-studded campaigns to save restaurants (like the TV spots with Katy Perry and John Legend) make no mention of food trucks. “They are still part of the culinary fabrics of our communities,” says Geller.

So food trucks’ survival is in their own hands, but the onus is on cities to give them the space to do this.

“Some cities have rigid rules for food trucks. When disasters, or in this case a pandemic, happen we find they throw those rules out the window to allow us to feed folks where they are,” says Funk Seoul Brother’s Lofback.

“New York has done a great job at using food trucks to feed hospital workers,” explains Geller. “We’d like to see that everywhere. We'd also like to see local governments offer the same kind of public support for food trucks as they do for restaurants.”

Large-scale events—festivals, concerts and the sort—bring in a bulk of a food truck’s income. With those a thing of the past for the forseeable future, operators warn that looking ahead is full of questions. “There will be a culling of the industry,” says Ou. “Many will not make it to the other side. "

When the world starts turning normally, what does the future look like for food trucks?

“Apps are going to be huge,” describes Ou. Apps like BestFoodTruck will thrive, connecting customers with food options in their area.

“Delivery may be a thing too, but not with a 30% fee that the third parties charge now,” continues Ou.

The future will bring changes to the food truck world. “I would like to see food trucks be accepted and treated as equals to brick and mortar restaurants,” says Ou. “I would also like to see food trucks step up and become more active in the community and use their own mobility to feed first responders and do things on behalf of their neighborhoods.”


How Much Does a Food Truck Cost?

The short answer: about $50,000 on the low end, at least in California. The long answer: it can cost much, much more to actually get a food truck negocio off the ground — depending on who you are, where you are, and what your goals may be.

Food trucks have been a source of growing interest for the food and restaurant industry, and for good reason. First-time entrepreneurs will find a much lower barrier of entry to the business starting a food truck than they would with a brick-and-mortar restaurant, since the costs are more affordable and you don’t need a strong business background. On the flip side, many successful restaurant groups are now looking at food trucks as opportunities to more successfully service their internal catering needs and serve as a marketing vehicle for their restaurants.

We talked to Matt Cohen, founder and CEO of Off the Grid, a network of gourmet mobile food trucks that hosts weekly markets at various locations throughout the Bay Area. Here are 12 things you need to get a food truck up and running, with Matt’s estimated price ranges for each (based on typical costs in the Bay Area).

1. Business Plan

Most people know they need a business plan to start a brick-and-mortar restaurant, but Matt recommends them for people starting food trucks, too. “Increasingly, the trucks that are entering the space are sophisticated people who have put together business plans,” he says. “They have an idea of how to market themselves, how to communicate to their customers, and what their core value is that they’re delivering. Oftentimes with a business plan some of those assumptions can end up needing to be changed on the fly, but the idea of building a business plan and being able to serve your needs is essential.”

2. Truck

As Matt tells us, each state has different requirements for what the construction standards are for a legal mobile food unit. “Generally, it’s a good idea to start with a manufacturer of food trucks that’s in your state to get a quote and an idea of what the expectations are for building standards,” he says. Then you can get quotes from builders outside your state to get a better understanding of what the competitive market might be.

All manufacturers will be familiar with the building codes required for a food truck to operate. When buying a truck, Matt recommends having your builder garantía that the truck will pass code in the location where you’re going to be operating, or you get your money back.

The cost of a food truck varies wildly across the United States, but Matt says in the Bay Area an owner should expect to spend about $50,000 on the cheapest end. That figure can range all the way up to $200,000 for a “totally customized, pimped-out, brand new construction vehicle.”

And FYI: food trailers and carts are significantly less expensive, since you’re not buying the automobile. Matt estimates around $30,000-$50,000 to purchase a trailer (in California) and $20,000-$25,000 for a cart. In Portland, he says, a trailer may be anywhere from $10,000-$30,000.

Estimated Cost: $50,000 to $200,000

3. Commercial Kitchen

Needs vary from one mobile operation to another, but most modern food trucks operate out of a commercial kitchen, a shared space where they prepare and store food. When the truck is ready to go out and serve, they pick it up at the kitchen. Larger operations — or ones that plan to expand — should factor commercial kitchen rent into their startup costs. Having one makes it much easier to open a second truck and grow your business down the road.

Estimated Cost: $20 to $30 per person per hour

4. Truck Commissary

Similarly, you’ll need a secure place to park your vehicle. You need power to store your food overnight, fresh water, and you need to be able to fill your truck with propane. That’s where a truck commissary comes in. It’s another potential startup cost, if you have to pay rent on the space.

Some cities have truck commissaries and commercial kitchens in the same general area, but in other cities that infrastructure isn’t as well defined. As Matt explains, that’s how a truck owner/operator’s day can become muy largo.

“Say you need to arrive for a lunch service at 10 you’re going to serve at 11. Those vendors need half an hour of travel time — that’s 9:30. They need half an hour to 45 minutes to stock their vehicle at their kitchen commissary. You’re at 8:45. You need to drive from the truck commissary to the kitchen commissary, that’s another 20 minutes, say 8:30. You need to pick the vehicle up and do all the stocking at the commissary, that’s 8. You need to take into account all the food preparation, the purchasing of items — the day can start at 6 in the morning. That’s only for the first lunch shift.”

Add in dinner service, and Matt says it’s not uncommon for the day to start around 6 a.m. and finish at midnight. “What you’re making up for in a cheaper startup expense, you’re paying for in the labor and time to get from A and B.”

Estimated Cost: $500 to $1,500 per truck per month (depending on services available)

5. Health Permit

One of the first things you need to do as a food truck operator is get your health permit, which will determine where you’re legal to serve. That will, in turn, determine so much of your service: the location, hours, your audience, and other street food vendors you may partner with. Matt says that at Off the Grid his relationship with any vendor starts with them obtaining their health permit, because that will give him an idea of the options that are available to them and the openings he has in those areas.

Estimated Cost: $800 to $5,000 per permit

6. Route Plan

Food trucks are not guaranteed a place to park. “What you’re getting in a cheaper alternative to a restaurant, you’re also giving up in the consistency of having a roof over your head or a guaranteed parking space,” says Matt.

Map out a route plan where your vehicle can go and where you’ll be able to access an enthusiastic customer base — it may take some research, but you’ll save time in the long run sticking with tried-and-true locations.

7. Staff

There’s no hard and fast rule for how many people you need to run a food truck, but it all starts with one person: you. “The reason why a street food business was originally successful for entrepreneurs was because it could be owner operated for a long time and produce a pretty good living for its owner,” says Matt.

Really, your staffing needs all come down to the style of business you want to run. In environments like the Bay Area trucks may have four to six people working inside to accommodate the high volume of orders.

Estimated Cost: Differs by region, but about $15 per hour for line staff and $20-22 per hour for managers

8. Menu

Successful food trucks do a handful of things very well you don’t need a 20-item menu. Matt explains: “In a restaurant, you have a long menu to serve the same community of people all the time in a particular neighborhood. The difference with a food truck is that their neighborhood moves around all the time with different services. The menus tend to be much more narrow and oriented towards specialty foods. It’s an opportunity to get known for a particular item.”

The sweet spot is around two to three core menu items, plus a dessert option and drinks. Those options may change over time, as you find out what resonates with the customer base. And keep in mind that customers are making decisions with their eyes, so it’s important to communicate clearly what’s being served, from the exterior of the vehicle to the menu. Regional specialties and artisanal offerings work well. “Street food is not a subtle business,” says Matt.

Matt also recommends cross-utilizing foods in a few different menu items for maximum efficiency. “There can be an element of customization, but you use your same marinated pork in your burrito that you use on top of the French fries, for example.”

Estimated Cost: Generally, 25-33% food cost

9. Audience

Plenty of cities are home to exciting street food scenes, and they each have their own specialities. Los Angeles is regarded for its loncheras, the traditional Hispanic food trucks. Portland has a successful food trailer culture, where it’s inexpensive to get started and the food offerings run the gamut. In New York, there’s a diverse number of food trucks and carts, including the halal vendors on city sidewalks. The Bay Area focuses on chef-driven menus, where people are attentive to local sourcing in the preparations of the food. Austin has a tremendous street food population as well, specializing in barbecue and Southern food.

10. Social Media & Marketing

Once you settle on the type of food you want to serve and find a route that supports it, you need to reach customers. One of the truly special things about food trucks is the face-to-face connection owners forge with their customer base, which establishes an identity for the business.

Social media marketing is an extension of that, says Matt. “Social media is an opportunity to amplify that personality in a particular direction — that’s why it’s been so effective for food trucks. And ultimately, food trucks are mobile. If you’re cruising around and there’s some uncertainty about when you’re going to be in a particular place at a particular time, social media allows you to give your customers confidence that you’re going to be there.”

Email marketing is another useful method for communicating with customers, just as it is for brick-and-mortar restaurants.

Estimated Cost: Anywhere from $50 to $50,000 for a website and marketing support

11. Network

Organizations like Off the Grid bring together multiple mobile food vendors in one location for a street food extravaganza that goes a long way in attracting customers. Participating in these events is a great way to reach more people. Once vendors get their health permit, they can apply to work with Off the Grid and will be considered for various opportunities that come up, based on their business goals and priorities (lunch service vs. dinner, ideal locations, etc.) Similar organizations exist in other metros, so do a little research to see what’s available to you.

12. Sense of Humor

Don’t take it too seriously — it’s just street food! “A sense of humor and sense of whimsy tends to be important with most food truck businesses,” says Matt. “Having and communicating a sense of humor is important — it helps you connect with your audience and customer base better.”


Dining, food trucks, shopping- Times Square- 45th and 6th?

we are headed to NYC next week, staying near Times Square- 45th and 6th Avenue. Would you be so kind as to recommend places for breakfast/ lunch/ dinner in the area? We do not mind walking a bit. I will be on my own for breakfast and lunch some days, so simple, less expensive would be great, no chains or touristy stuff, please and thanks. I would love a suggestion for good food carts in the area or walking distance. I also plan to spend a morning in Chinatown shopping, so any suggestions in that area would be great.

It looks like it might rain later in the week. We were planning to walk the highline and Brooklyn bridge. Any indoor alternatives? How is Chelsea Market?

LOVE Chelsea Market and I make it a point to go there anytime I go into the city. Plenty of great food and reasonably priced. Bakery, tea store, food, kitchen store, book store, bread, cafe's, etc.

As far as food trucks, Korilla was on Food Truck Race on Food Network and I always wanted to try it, last time I was in, I found them and loved their food!! They were down near Chinatown or Little Italy.

Korilla BBQ is awesome. We visited it in dumbo, but they are in the financial district quite a lot and up by Columbia university too. Google the vendys. They are the food truck awards and list some of the best of recent years. I'm sure there is a recommended cart in Chinatown.

I recommend heading west to 9th avenue for lunch or dinner. Lots of good dining choices there.

Breakfast could be near your hotel or wherever you are

Yelp.com is good for finding places.

Right near you on 46th and 6th you got the Biryani cart.

The famous Halal cart is not too far away on 53rd and 6th

For breakfast you should have plenty of options walking distance. I like the Pick a Bagel on 8th and 53rd tho its not very close to you.

Like Aynat said, a stroll on 9th is a good idea. If you have any cuisines in mind we can help there. All kinds of interesting eats

Tweet.it app will show you where the food trucks near you

Chelsea Market is not much of a market but I would still go there to grab a bite (Giovanni Rana, Lobster Place) followed by a stroll on the highline.

-: - Mensaje del personal de Tripadvisor -: -

Este tema se ha cerrado a nuevas publicaciones debido a inactividad. Esperamos que se una a la conversación publicando en un tema abierto o iniciando uno nuevo.

Para revisar las Pautas de publicación de foros de Tripadvisor, siga este enlace: http://www.tripadvisor.com/pages/forums_posting_guidelines.html

Eliminamos las publicaciones que no siguen nuestras pautas de publicación y nos reservamos el derecho de eliminar cualquier publicación por cualquier motivo.


Ver el vídeo: Οι Ταλιμπάν δεν έχουν δείξει ακόμη το πρόσωπό τους (Diciembre 2021).